domingo, 21 de julio de 2013

Paseando desde Brujas a Holanda parte 2


     
     A eso de las 4:00  h de la madrugada me desperté, la humedad del ambiente y la escarcha dejaron todo mojado. Saqué la bici de las dunas de arena y continué camino, un camino que era oscuro y solitario.

     Como había salido tan temprano seguía confiando en poder hacer noche en Ámsterdam, así que no dejé de pedalear, pero no las tenía todas conmigo. El día era gris plomizo y micro partículas de lluvia flotaban en el ambiente, todo eso unido a un fuerte viento de cara, hizo que se retrasara bastante la jornada.

     En mi trayecto pasé por Roterdam, allí paré a comer y proseguí la jornada. Llevaba otra vez 12 horas encima de la bici y mi objetivo estaba aún bastante lejos pese a los 150 Klms. recorridos en esta etapa.

     Entre los pueblos que veía por la zona me decanté por hacer noche en Gouda, donde hacen ese queso tan rico. Nada especial que destacar de esta villa.

     A la hora de dormir no me molesté en ver si tenían alojamiento sino que directamente busqué un sitio que fuera apropiado para desplegar el saco y hacer otro vivac, ahí como un valiente.

     Amanece un nuevo día y levanto bastante bien, mucho mejor que la anterior aunque en esta ocasión los mosquitos se cebaron conmigo. Este día sí tendría que llegar por fin a Ámsterdam…

5 comentarios:

  1. Esto ya es una aventura con todas las de la ley. Dos noches a la intemperie. Se van saltando barreras.

    ResponderEliminar
  2. Juanfra enhorabuena,dentro de poco estarás preparadado para el Tour.

    ResponderEliminar
  3. Ánimo Juanfra!! cómo envidio tener cosas que contar...

    ResponderEliminar
  4. Hola Juanito, ánimo
    Vuelve con una buena historia, pero tarda en volver
    RECUERDA!
    Cuidado con las fotografías.

    ResponderEliminar